sábado, 8 de junio de 2013

La dama de noche


Ella un día queria cambiar su vida
Entre nubes de color.
Sentada en la barra de un bar, lo
vio.

Se acerco sigilosamente, se sento
a su lado de forma sensual, él la
vio y le sonrió - Tú serás mi dama
para esta noche , mi amor.

Ella acepto subir a la habitación al
fondo a la derecha. Ella quiere
alcanzar el cielo desde el infierno.
No le importa si eso tiene un
precio.

-Tú serás mi dama para esta noche.
-Tú serás el rey de mi alcoba.
No sabia que difícil iba ser la primera
vez pero prefirió permitir que su cuerpo
delicado fuera tocado por un pianista mal
acabado.

Él intentaba tararear una canción entre
alcohol y humo dentro de su escote.
Entretanto en su cabeza se repetía
-Nena,esto no va ser nada fácil,
corre y vete ahora que puedes.

Pero ya era demasiado tarde, ya
estaba enganchada a la vida fácil
que eligió. Entre líquidos, partículas
y erotismo ella decidió vivir.

La dama de noche se escondía de
día sabia historias de maridos y
mujeres. Cualquier precio decían
que valía la pena por estar con
ella, no importaba que sexo tuvieras,
ella se brindaba a todo.

Decían que era especial delicada
y elegante ella siempre vestía
con tacón de aguja, era de admirar
tanta belleza tan mal empleada.

Sandra García
Derechos reservados 






contador de visitas