jueves, 27 de junio de 2013

Requiero


 

Necesito amar para entenderte
y comprenderte , ¿qué es la vida?
con una razón que eres tú.
Llevas todo conmigo como si fuera
solo una alma arrastrada a un
sentimiento hermoso.

Sólo unos pocos pueden entender
el juego de unas miradas que
traspasan las incertidumbres de
senderos llenos de cristales
que dificultan el acumulo
de las emociones intensas y
puras.

Siento el embelesamiento del
hechizo de aquello que nombran:
amor, no es solo un cuerpo al
desear, no es solo una mente a
que adorar si no un compartir
de todo bueno y malo.


Exijo al mundo a comprender
el más allá del amor, el que
nos hace crecer en alma y
espíritu ese que tú me intentas
dar cada vez que dibujas en
mi pecho extasiado de tu
perfume encantador.


Sandra García
Derechos reservados



sábado, 22 de junio de 2013

Si me amaras como yo

Si me amarás como yo
con este amor sincero
si tu corazón hablara
como lo hace mi alma.

No podría vivir sin tus caricias
que sería de mi sin tus besos
aunque lleguen desde la otra orilla
los siento solo mios...

Quisiera perderme entre tus sueños
ser la única estrella en tu cielo
saberte pensandome
desde lo mas profundo de tu ser.
Magda Lluna
©Derechos reservados

sábado, 15 de junio de 2013

Rosas para ti. Geber Humberto Pérez Ulín.


Las palomas pintan difusos trazos 
con sus plumas blancas,
tímidas suspiran por su pasado,
sus ojos vagabundos lo han visto todo,
su gracia nos dan sin duda 
cariño y bondad.

Propicias para amar
las tomaron por sus alas,
atavían los palacios 
habitadas por las hadas.

Saludan al ocaso moribundo
largas horas con sus trinos,
a su llamado, canto jubiloso 
por imaginarlas a mi lado.

Los pinos adornan las montañas,
las frías mañanas convidan dormir.
Finos copos incitan golondrinas blancas
inspiran con sus picos, acicalando su amor.

Por mi balcón con tupidas rosas
disipo mi nostalgia mirando
un manuscrito con prosas…
las rosas rojas son para ti.

Los pájaros cantan 
taciturnas notas,
mudas las palabras
los brazos toman nota
inútil vacío, tu compañía
mi amor callado…vida mía.

Geber Humberto Pérez Ulín.


CUANDO LA SOLEDAD ESTA EN EL AIRE Mari Orquidea Blanca

La soledad ronda en el aire
se adueña oprime el alma
nò suelta los lazos
lazos que lanza a sus presas
asi transmite la tristeza
aisla al corazòn
lo deja triste y solo.
Es el primer lazo que lanza
el corazòn y las làgrimas
caen en las manos de la soledad
ya puede haber muchas almas
que nada vale
que nada ve
Solamente reina la soledad
y su presa el corazòn.

Las làgrimas estan servidas
en la bandeja de la tristeza.

Huyamos de la soledad
cuando la veamos transitar
con solo mirar el cielo
veremos que es azul de esperanza
que el arcoiris, sale despuès de la tormenta.
Que el amor no deje que nos lancen lazos de tristeza
Tan solo cojamos el silencio
y la soledad, para escribir nuestros sentires.
Demos paso al amor
todos los dias de nuestra vida
dejemos que la soledad vuele.
Pero que lo haga
para otros cielos
lejos de nuestros corazones
Feliz dia de todos los que escribimos
para todos los que nos atrevemos a desnudar el alma
Mari Orquidea Blanca

sábado, 8 de junio de 2013

La dama de noche


Ella un día queria cambiar su vida
Entre nubes de color.
Sentada en la barra de un bar, lo
vio.

Se acerco sigilosamente, se sento
a su lado de forma sensual, él la
vio y le sonrió - Tú serás mi dama
para esta noche , mi amor.

Ella acepto subir a la habitación al
fondo a la derecha. Ella quiere
alcanzar el cielo desde el infierno.
No le importa si eso tiene un
precio.

-Tú serás mi dama para esta noche.
-Tú serás el rey de mi alcoba.
No sabia que difícil iba ser la primera
vez pero prefirió permitir que su cuerpo
delicado fuera tocado por un pianista mal
acabado.

Él intentaba tararear una canción entre
alcohol y humo dentro de su escote.
Entretanto en su cabeza se repetía
-Nena,esto no va ser nada fácil,
corre y vete ahora que puedes.

Pero ya era demasiado tarde, ya
estaba enganchada a la vida fácil
que eligió. Entre líquidos, partículas
y erotismo ella decidió vivir.

La dama de noche se escondía de
día sabia historias de maridos y
mujeres. Cualquier precio decían
que valía la pena por estar con
ella, no importaba que sexo tuvieras,
ella se brindaba a todo.

Decían que era especial delicada
y elegante ella siempre vestía
con tacón de aguja, era de admirar
tanta belleza tan mal empleada.

Sandra García
Derechos reservados 






lunes, 3 de junio de 2013

Abrazame Néstor O.Salgado


La noche acaricia los edificios
creando la magia infinita
de luces y sombras.

El viento suave despierta
los arboles cercanos
mientras te acercas
vestida con las luces del alba.

Si pudiera amarte
antes del amanecer.
Viviría esperando ese momento,
resistiéndome al paso del tiempo.

Quizás un día...
Pueda besar tus labios
antes que sea
demasiado tarde...
Nestor O Salgado

domingo, 2 de junio de 2013

¿Amor?






Extraño y difuso escribir 
estas letras mientras 
intento aislarte de mi 
pensamiento ¿amor?

Amor esa palabra extraña 
y contradictoria a la vez llena de
pasión y rencor

Ya no sé si te quiero o te 
odio si te llevo o te anhelo
me siento extraña si no
estoy contigo pero no sé
como llevarte conmigo.

Nos dimos tanto y en
tan poco nos destruimos
¿amor? a qué llamamos
amor, a veces me pregunto
qué es, porque yo ya no
encuentro significado cuando
hay un vacío.

Recuerdos, ¿qué son los recuerdos?,
¿son los que me brindaste esa noche
de luna llena bajo estrellas? en la cual
nombrabas mi nombre.

Amor, aunque me pese aún te siento
mío es la única manera que se de
entender este sentimiento capaz
de agrandar y encoger mi corazón.

Tus manos, esas manos aún las
llevo grabadas en mi piel, tus ojos 
todavía me miran bajo la luz de
la luna, tus labios esos que
susurraban amor eterno

Maldita sea el día y la noche,
el día que te llevó lejos
de mi.
Me condeno por insistir que
te fueras de mi lado aquella
noche en que nos comportamos
como dos niños endiablados.

Sandra García
Derechos reservados

sábado, 1 de junio de 2013

Ambrosía...Geber Humberto Perez Ullín


Solía ser dulcinísta
y en mis fantasías amarte con terneza;
pero sólo en sueños consigo lo dulce de tus besos
y la tibieza de tu cuerpo ceñido al mío.

Bienaventurado aquel que sin más mirada
que las de tus ojos se sabe amado.

Te muestras así, sin palabras, con toda 
la belleza que hay en ti, con esa fuerza
del deseo intenso que provoca.

Encuentro un balance entre tu musa interior
y el plumaje del cisne, nada más terso 
que tu piel y su piel, elegancia en el vuelo 
y el lento parpadeo
en el escenario imprescindible de tus ojos.

Te amo como el único camino del zángano
buscando el apareo con su reina,
como un león acechando su presa.

El despertar abruma y se desvanece
en mi rostro tu figura, se calma esta ambrosía 
escribiendo por siempre los versos
en la infinita poesía.

Geber Pérez Ulín.

contador de visitas